Dia de La Tierra

Sostenibilidad en el Día de la Tierra

Desde hace unos años se escucha cada vez mas la palabra Sostenibilidad, pero me da la impresión que es una palabra que todavía no se entiende completamente. Por eso en el Día Internacional de la Tierra me gustaría hablar un poquito mas de lo que es la sostenibilidad y de su importancia.

El principio básico de la sostenibilidad (y del desarrollo sostenible) es que no se pueden agotar los recursos disponibles de forma indiscriminada, puesto que no son ilimitados.

Se entiende por Sostenibilidad el desarrollo que es capaz de satisfacer las necesidades de las generaciones presentes sin comprometer la capacidad de las futuras generaciones para satisfacer las suyas. La Sostenibilidad se tiene que alcanzar en el medio ambiente, pero también en la economía y en el aspecto social. Los 3 tienen que estar en equilibrio.

En un estudio realizado por la consultora Kantar se concluye que 1 de cada 2 consumidores quiere ser mas sostenible, pero sus prioridades o necesidades se ponen por delante. Por ejemplo, el 82% de los consumidores declara que cuando compra su prioridad es ahorrar dinero (no comprar productos sostenibles). A esto se añaden otras barreras como la desinformación: el 70% afirma no tener suficiente información sobre cómo de éticos y sostenibles son los productos.

Es también importante resaltar que la importancia concedida a los temas de sostenibilidad varía mucho según el país. En España la preocupación principal es la pobreza y hambre, mientras que en los Paises Bajos la preocupación principal es la contaminación por plástico oceánico y microplásticos. Aquí os dejo una tabla con esas diferencias por países que a mi parece muy interesante.

El mayor peligro para nuestro futuro es la apatía

Jane Goodall

Hay una famosa frase de la naturalista y primatóloga Jane Goodall que dice “el mayor peligro para nuestro futuro es la apatía”.  Mucha gente cree que la movilidad ciudadana a nivel personal es inútil, pero en realidad son las acciones personales las que marcan la diferencia. Indudablemente los gobiernos, de una manera coordinada, pueden conseguir un impacto mayor en la sosteniblidad, pero todos nosotros podemos crear un cambio positivo importante, haciendo pequeños ajustes a nuestro día a día o incluso cambiando nuestra forma de vivir. 

Os dejo aquí algunas de las 26 ideas que propone National Geographic para conseguir un futuro mejor:

  1. Come más plantas: reducir el consumo de carne y productos lácteos es una de las formas más eficaces de limitar nuestra huella ecológica, además de sus posibles beneficios para la salud;
  2. Haz picnics sin plástico: solo se recicla en torno al 9 % de los residuos plásticos y el resto acaba en los vertederos, los ríos o el mar;
  3. Compra moda verde: la industria textil es la segunda más contaminante después de la industria petrolera, alimentada por la «moda rápida”. Opta por prendas producidas de forma ética y de calidad, fabricadas con materiales de bajo impacto. Cuando es posible, elige algodón orgánico certificado.

No nos dejemos llevar por la apatía y sigamos cuidando de nuestro plantea.

¡Feliz día de la Tierra!

Tres razones para elegir algodón orgánico

En general, sabemos que el algodón orgánico es mejor para nuestra piel, la de nuestros peques y para el medio ambiente, pero quizás no sepamos por qué el algodón orgánico tiene estos beneficios y en que se diferencia del algodón convencional. En este post te explico brevemente tres importantes razones por las que deberías elegir prendas de algodón orgánico.

1. Evitas la exposición de tu piel a las sustancias tóxicas

El algodón orgánico es cultivado en tierras certificadas libres de todo tipo de fertilizantes artificiales, pesticidas e insecticidas. Esto no solo asegura que estas substancias tóxicas no entran en contacto con tu piel en el momento de vestir las prendas, también explica por qué las prendas hechas 100% de algodón orgánico son más suaves y permiten una mayor ventilación y respiración de la piel.

El uso de ropa de algodón orgánico es altamente recomendado en los bebés y en los niños, ya que su delicada piel requiere un cuidado más especial, tejidos extra-suaves e hipoalergénicos.

2. Proteges el medio ambiente, para ofrecer un mundo más saludable a las próximas generaciones

Muchos estudios indican que ciertos plaguicidas – usados por ejemplo en la producción del algodón convencional – pueden persistir en el medio ambiente durante décadas y representan una amenaza para todo el sistema ecológico (del que también depende la producción de alimentos). Su uso excesivo contamina las napas de agua y el suelo, causando pérdida de biodiversidad, destruyendo a los enemigos naturales de las plagas y reduciendo el valor nutricional de los alimentos.

Además, el algodón convencional suele combinarse con fibras sintéticas que se liberan durante el lavado, llegando a ríos y mares, poniendo en peligro especies marinas.

3. Mejoras la salud y las condiciones de trabajo de los agricultores algodoneros

El cultivo de algodón convencional, a diferencia del orgánico, usa cerca del 25% de los insecticidas fabricados en el mundo y más del 10% de los pesticidas (ocupando solo el 3% de las tierras cultivadas). Estos productos dañan la salud de las personas que entran en contacto con los mismos durante la producción. Según un informe de la ONU, los trabajadores que están a diario en contacto con los plaguicidas cogen el riesgo de padecer cáncer, enfermedades como Alzheimer y Párkinson y otras alteraciones hormonales, trastornos del desarrollo y esterilidad.

Aunque existan más razones para elegir algodón orgánico, estas tres deberían ya ser suficientes para que poco a poco cambiemos nuestros hábitos de compra.

Las puertas que abrimos y cerramos cada día deciden la vida que viviremos

– Flora Whittemore

¡MiGiraluna os desea un feliz verano!